Cómo preparar la kombucha


La preparación de los utensilios y los ingredientes

Antes de empezar a preparar la kombucha despeja el lugar de la preparación, normalmente la cocina, y asegúrate de tener las superficies de trabajo y las manos limpias (no uses lejía) y enjuaga bien para que no hayan restos de detergentes.

Prepara:

  1. Un recipiente de un tamaño ligeramente superior a la cantidad de kombucha que quieras hacer, preferentemente de vidrio.
  2. Algún utensilio para remover, preferentemente de plástico o de madera, aunque puede ser de metal mientras no entre en contacto directo con el scoby.
  3. Una tapa que deje pasar el aire, pero al tiempo impida que entren insectos. Puede ser una tela de algodón o una servilleta limpia o un papel tipo filtro de café.
  4. Una goma elástica para fijar la tapa sobre el contenedor.
Kombucha
Imprimir receta
    Raciones
    > 3 litros
    Raciones
    > 3 litros
    Kombucha
    Imprimir receta
      Raciones
      > 3 litros
      Raciones
      > 3 litros
      Ingredientes
      Primera parte
      • 1 litros Agua (filtrada o de botella)
      • 240 gr Azúcar
      • 6 cucharaditas (o bien 5-6 bolsitas de té)
      Segunda parte
      • 3 dl Arrancador de otro fermentacion (aprox. 1 vaso)
      • 1 Scoby Ponlo entero aunque reduzcas la cantidad de la receta
      Raciones: litros
      Instrucciones
      Primera parte
      1. Llevar al hervor 1/3 a 1/2 del agua. Cuando rompa a hervir apagar el fuego y disolver el azúcar en el agua.
      2. Cuando el azúcar esté disuelto, poner el té y dejar reposar durante unos minutos.
      3. Quitar el té del agua y añadir el resto del agua. Esto hace bajar la temperatura del té.
      4. Comprueba que tenga una temperatura de entre 20-25 grados (al meter un dedo en el té, lo tendrías que notar un pelín más fresco que tu propia piel).
      Segunda parte
      1. Añade el arrancador (kombucha de un brebaje anterior o si no vinagre blanco destilado) y el scoby.
      2. Tapa el recipente con una tela de un tejido fino (tipo p.ej. paño de cocina) y aseguralo con una goma elastica.
      3. Dejarlo reposar en un sitio relativamente caluroso (el brebaje tiene su punto mejor de entre 20-25ºC), oscuro y no cerrado.
      4. Empezar a probar la kombucha a partir del septimo día.
      Notas de la receta

      El scoby puede quedarse flotando o puede irse al fondo del recipiente, es perfectamente normal.

      Después de algunos días verás que se empieza a formar una especie de pelicula encima. Esto es el scoby bebé. Con cada fermentación, tendrás un nuevo scoby bebé. Este lo puedes regalar a familiares o amigos para que puedan hacer kombucha, los puedes compostar, dar a las gallinas o a los cerdos, si tienes, o hacer lo que llama un scoby hotel.

      Un scoby hotel no es más que un contenedor dónde vas a ir poniendo los scoby hijos que van saliendo. De esta forma te aseguras de tener una reserva por si lo necesitas o/y para regalar.

      El scoby hotel, no necesita mucho mantenimiento, solo hace falta añadir té nuevo de vez en cuando para que tengan nutrientes.

      Comparte esta receta
       
      Funciona gracias aWP Ultimate Recipe